miércoles, 22 de febrero de 2017

EL DESORDEN QUE DEJAS

 
desorden
Título: El desorden que dejas

Autor: Carlos Montero

Año de publicación: 2016

Nº de páginas: 408

Editorial: S.L.U. Espasa Libros

Valoración: ****/5







Resumen: La novela premiada con el XX Premio Primavera es un intenso thriller psicológico protagonizado y relatado en primera persona por Raquel, una joven profesora de literatura en horas bajas que acepta una suplencia en un instituto de Novariz, el pueblo de donde, casualmente, procede su marido. En su primer día de trabajo, la joven se entera de que Elvira, su predecesora, se ha suicidado y al finalizar las clases encuentra en su bolso una nota que dice: «¿Y tú cuánto vas a tardar en matarte?». Decidida, Raquel intentará averiguar quién está detrás de esa amenaza, e inevitablemente se empezará a obsesionar con la antigua profesora. ¿Qué le ocurrió? ¿Qué la llevó a la depresión si los alumnos la adoraban? ¿Realmente se suicidó o alguien acabó con su vida? ¿Se está repitiendo el mismo patrón con ella? Y sobre todo, ¿por qué de repente algunos indicios apuntan al marido de Raquel?

OPINIÓN:

Y de una novela histórica y esotérica como era La pirámide inmortal a un thriller psicológico que te pone los pelos de punta ¡y que me ha encantado!

¿Os imagináis que fuerais profesoras y os enviaran a un pueblito a cubrir la baja de una profesora que se ha suicidado? ¿Os imagináis que en medio de ese marrón, además tus alumnos empezaran a mandarte mensajes anónimos amenazándoos? Es conocida la problemática a la que hoy en día se enfrentan muchos profesores ante algunos alumnos problemáticos, con personalidades de pequeños emperadores y ataques de impulsividad. En esta novela, lo cierto es que esta situación se lleva al extremo, pero da mucho en qué pensar.

La protagonista es Raquel, una mujer joven, atormentada por la muerte de su madre y una aventura extramatrimonial que mantuvo con el mejor amigo de su marido. Su miedo a la soledad le lleva a aguantar hasta límites insospechados los chantajes emocionales de sus nuevos alumnos, que no dudarán en ponerla al límite para saber si es capaz de llegar al suicidio al igual que hizo la anterior profesora. Estos son tres amigos con personalidades diferentes debido al entorno social del que vienen: Roi, hijo de una familia arruinada por la crisis; Nerea, una chica inteligente que no encuentra su sitio en casa pero que tiene claro que en clase ella es el centro de atención; y Iago, hijo de un antiguo constructor que se vio arruinado por una mala inversión y del que todo el pueblo sabe que se dedica a negocios bastantes turbios para mantener su nivel de vida. Los cuatro crean una atmósfera de intrigas que no hace más que enredarse.

Aunque al principio la lectura puede resultar pesada, llegué a la conclusión de que era necesario para poder presentar a todos los personajes, porque a partir de la página 100 todo es estresante y parece que se precipita por un acantilado. Te mete de lleno en la historia y llegas a sentir la ansiedad de la protagonista según le van sucediendo las cosas. Incluso te replanteas qué harías tú en su situación (y yo que soy profesora, ¡¡no lo tendría tan claro!!).

La empatía que sientes por Raquel se desvanece con todos los personajes masculinos que aparecen como contrapunto en la historia. De ella conocemos todos sus secretos porque nos lo va contando en primera persona, pero ¿y de ellos? ¿Quiénes son en realidad y a qué se dedican? Lo cual es un poco raro, porque viven en un pueblo y ya se sabe que en los pueblos todo el mundo sabe de todo el mundo, ¿o no? ¿Podríamos ser capaces de esconder una doble personalidad ante la mirada atenta de nuestros vecinos?
 
¿Y nosotros/as cuánto tardaríamos en matarnos?